martes, marzo 22, 2016

Poseo la cabeza en mil lugares fascinantes. ¿Sinceramente? Cuesta coordinarlos. Entre demonios y malas contestaciones, hay un brillo especial. He de deciros que últimamente me transporto a sitios recónditos, y como no, oscuros. Y con el paso de los días, creo que comienzo a saber cuestionar las cosas. Esos momentos en los que sabes sacar perfectamente las ventajas y desventajas de cualquier decisión. Esos momentos en los que te maldices por no haber sabido hacerlo antes. La opción correcta acarrea otras mil erróneas, ¿no crees? E inconscientemente, vas apartando. Oportunidades, quizás suposiciones.Vas extrayendo, absorbiendo aquello que crees que merece un asiento en esa lista de cosas pendientes a la que de vez en cuando sueles acceder. Así creces, de nuevo inconscientemente, pero lo haces. Evolucionas por tu propia selección, unas veces por lo que te conviene, y otras por lo que te apetece. Pero recuerda, evolucionas por ti mismo. No evolucionan los demás, lo haces tú. Y eso es un punto a favor que ninguna decisión te va a brindar.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)