martes, marzo 22, 2016

Perdón por adelantado y os aseguro que no quiero atacar, o bueno, tal vez sí.
Son varias las acusaciones que a diario me dedican y en fin, creo que no hace falta especificar hasta donde me importa eso. La insipidez os contamina. Con esto me refiero a sin sentimiento, sin color, sin emoción por las cosas, sin esfuerzo, sin importancia. Y claro que esto es una opinión como otras miles, pero si la leéis, tomarla en serio. Es irónico que o me acuséis de aparentar o de no tener buena apariencia. Y mis modales en ocasiones hasta pueden rondar los vuestros, pero la mayoría del tiempo los conservo en buen lugar. Permitidme criticar la monotonía en la que os sumergís como si os fuera realmente la vida en ello. Misma ropa, maquillaje, gestos, palabras, opiniones e incluso modelos a seguir. Aparte de que me parece increíble, es que vuestra supervivencia es prácticamente imposible. Joder, un poquito de sangre en las venas como se suele decir. Que los cambios son lo que nos hace personas dignas de algo que merecer. Un poco de peligro, algo que arriesgar, siempre va a haber miedo. Pero no os limitéis a una vida condicionada por muchísimos "sin" de todo lo bueno. Y sobre todo, no acuséis de diferentes a los que han sabido encontrarlo todo porque se pusieron a buscar.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)