sábado, marzo 26, 2016

Me asusta pensar que estoy sola, lo digo seriamente aunque no me lo tomo mal. Hay momentos puntuales en los que creo que estoy sentada en el borde de un barranco, y que no hay nada detrás. Y cada vez esta sensación se repite más a menudo. No es soledad, es abandono. Es no poder dar más de sí y que a los demás no les parezca suficiente. Por eso todo me asusta, por eso suelo huir de todo. Porque cuando quiero darme cuenta, no hay nadie. Cuando despierto, me descubro en un abismo, con todos mis defectos ahogándome. Pero también con mil virtudes desempleadas. Realmente, hay veces que creo que no puedo ser salvada por nadie, que nadie jamás me ha atravesado.
Pero lo que más me asusta es pensar que todo esto es cierto.
Reacciones:

1 comentario :

  1. SadGirl no , tranqui chicarosa que el renegado te anima jajaja

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)