miércoles, febrero 03, 2016

Hay días que no sirvo lo juro, y me siento inútil. Hay muchos días que no logro contentar a nadie y me mato a mí misma. Días en los que me machaco una y otra vez por todo lo que hago mal, y no me dejo levantar, hasta por lo menos el día siguiente. Hay días, que no consigo concentrarme y que vivo con unas constantes ganas de llorar. En los que me parece que todo va con intención de agresión y a disparar. Y todo el mundo lo nota, y todos preguntan, y  nadie sabe por qué. Nadie sabe que hay días que el corazón del motor falla y que no tengo tiempo ni para hacer a nadie reír. Y no dejo de pensar que qué rabia madre mía, porque soy incapaz de dejar de llorar, de dejar darle vueltas a palabras monosílabas e incluso a algunas sin decir. Como escritora, persona o desastre, lo que me queráis llamar, hay días que desde luego, soy un completo fracaso.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)