miércoles, febrero 10, 2016

Yo personalmente echo de menos el calor. Porque soy fan de las cosas buenas. Ahora, que desde aquí, desde lo alto, veo como se extiende el daño. Ahora que he visto lo fácil que es matar. Echo de menos unos brazos que reciban más abiertos que el cielo. Y que sea cielo abierto llegar a ellos. Quiero una tormenta de esas con miles de relámpagos, donde solo ves luz. Pero que el centro haya calor acumulado y sea todo acogedor.
Supongo que todo son períodos. Que cuando te disparan, eres un cúmulo de escarcha. Pero a medida que las heridas se cierran y se van curando, quieres energía. Quieres volver si hace falta a caer, pero sentirlo. Sentir un rubor constante y no mariposas de mierda. Sentir protección cuando el desamparo es total. Y mirarle y que sea extraño, porque lo que sientes es tan raro que solo sabes avanzar. Y mirarle y creer que se han apagado las luces. Que todo el mundo se ha ido y que os habéis quedado solos con un par de ojos cada uno y unas cuántas palabras que decir. Un amor tóxico y radiante.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)