lunes, enero 11, 2016


Esta es la historia de lo que no pasa. La historia de las dudas, de los quizás. De los "aclárate anda" que en realidad no crean más que confusión. Aquí, se habla de algo que se determina como indefinido. Que nunca se vio empezar, pero que desde luego tampoco se vio acabar. Una puerta que con el tiempo ni siquiera se cierra. Que no es que haya cenizas, es que aún queda fuego en ocasiones. Esta es la historia de las ganas desperdiciadas y todo lo que de aquella larga lista de cosas que se echan a perder. Se habla de algo que ojalá se reanude, ojalá una vez más cada noche. De no perder de vista ni un movimiento y de registrarlo todo. Registrar cada palabra y cada mirada fuera de lugar. Esta es la jodida historia de algo aparentemente imposible, pero ¿quién sabe? Al cielo se puede ir en cualquier momento, puedes dejarlo todo atrás las veces que quieras. Aunque si os digo la verdad, esta es una de esas historias de mierda. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)