martes, septiembre 16, 2014

Sé que cuando vuelvas, ni siquiera querrás mirarme. Empezó bien, siguió mal, y terminó, pues como pudo. El tiempo es tiempo, y da muchas cosas. Buenas, malas, las que quieras. Sé que tal vez me odies un poquito. Pero supongo que me arrastraré. Que me arrastraré y disculparé todo lo que pueda hasta que por lo menos me mires a los ojos y me dediques una sonrisa. Sinceramente, ambos sabemos, que no me irá bien con ninguno de los dos. Y que sí quiero acabar con alguien, es contigo. Él también es importante, pero no me comprende como tú. Y espero, que algún día pueda escribirte mientras me lees. O que leamos algo juntos. Enseñarte palabras bonitas y tal vez compartir libros. Y aunque no creo que pase, mantengo una mínima esperanza. Volverás y serás un rey entre tontas como yo. Y a todas se nos caerá la baba. Pero en fin, se lo que hice mal, y lo que podría hacer bien si me dejarás, pero eso es otra historia. Estaré aquí, por sí necesitas un par de páginas o hablar, o besos, o lo que quieras. Estaré aquí aunque sólo sea para mirarte con la culpa que me mate por dentro. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)