miércoles, marzo 12, 2014

Primero empiezas con curiosidad, con inquietud. Como escuchando una canción siin saber que decir. Empiezas como nerviosa, intranquila. Pero al final, buscas el momento pleno en el que fundirte en una sonrisa. No importa donde estés ni que estés haciendo. Comienzas lentamente a evadirte, a dejarte llevar. A dejarte olvidar por esas risas. A reírte por todo, y casi llorando. Pero ya cuando quieres, te evades. Te dejas derretir en una sonrisa que dice a todo el mundo que eres plena. Que has llegado hasta la cima de la montaña y que solo piensas acercarte al borde para ver la vistas. Te evades felizmente pensando en la página en blanco que tienes que llenar. En lo perfectas que parecen las cosas cuando comienzas de nuevo, sin letras, sin tachones. Algo en su estado puro, en un comienzo, en un principio. Y piensas en dejarte fundir en la misma sonrisa, cuando la hayas terminado.
Reacciones:

1 comentario :

  1. Me ha encantado. Querría decir algo un poco inteligente, pero las palabras no llegarían a ser ni la mitad de buenas y profundas que las tuyas :) Me encanta como escribes, en serio.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)