domingo, febrero 09, 2014

Ven, acércate un poco más.

Y si te acercaras un poco más, verías. Verías el fondo oscuro del mar, la arena atrapada que se mueve continuamente. Si supieras acercarte, verías que la oscuridad también alumbra. Que la oscuridad te deja ver conforme tus ojos se van acostumbrando a ella. Acércate a mirar, que el miedo es un bono de consumición, y una vez que lo gastas, desaparece. Que el peligro es fuerza, el riesgo es vida. Si supieras acercarte un poco más, acostumbrar los ojos a otra visión, encontrarías la perspectiva que estas buscando. El lado del mundo desde dónde quieres poner tu telescopio y pararte a observar las estrellas. Pero, incluso si te acercaras más aún, descubrirías que no es necesario ver la vida desde los laterales. Así que en vez de posicionarte en los extremos de las cosas, míralos desde frente. Porque siempre verás todo mejor desde el centro. Y, ¿sabes qué? Si te pararas a pensar, te alejarías cada vez más. Porque, cuánto más cerca estés, menos visión lateral tendrás. Así que, me contradigo, corre, cuánto más quieras ver, más lejos del centro debes estar. Si supieras acercarte, te alejarías.
Reacciones:

2 comentarios :

  1. Ha habido una frase que me ha gustado mucho que es "que el miedo es un bono de consumición, y una vez que lo gastas, desaparece". Es muy original, creo que tú habrás sido la única que habrá pensado de esa manera. En general todo el texto me ha encantado, y la última frase es... Impactante :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. Sobretodo la última parte: Si te pararas a pensar, te alejarías cada vez más. Porque, cuánto más cerca estés, menos visión lateral tendrás. Así que, me contradigo, corre, cuánto más quieras ver, más lejos del centro debes estar. Si supieras acercarte, te alejarías.
    Nunca me lo había parado a pensar.
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)