lunes, febrero 25, 2013

No es malo arrepentirse de las cosas, ¿sabeis?
No tiene nada de malo. Porque durante tu vida, te vas a arrepentir de tantas cosas hechas como las que no has hecho. Te vas a arrepentir de haberte enterrado en el suelo en un día soleado. De haber subido a las nubes sin permiso, y aún peor, sin provisiones. Te vas a arrepentir de haberte saltado la seguridad de tus recuerdos. De haber saltado la valla de tus límites, y haber caído por la inercia. Te vas a arrepentir de haber pasado un noviembre frío y diciembre solitario. Vas a querer olvidar tantos choques con obstáculos invisibles, que cabe la posibilidad de caer en la locura. Y, también, te vas a arrepentir de no haber hecho muchas cosas. De ese amor de verano que queda tan cerca como lejos. De haber querido ver más alla de sus gafas de sol. De no haberte dejado guiar por las curvas del camino. De todo. De lo cometido y de aquello que queda pendiente por cometer. El arrepentimiento te va a entrar dando un golpe seco instántaneo. Pero si te alivia, no creo que dure mucho. Porque siempre que te arrepientas, puedes pensar, que la mayor de las historias cubrirá tus errores. Y te los perdonará, sin necesidad de lágrimas o recuerdos quemados. Alguien llenará el hueco que tus errores se han llevado.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)