martes, febrero 19, 2013

Le he encajado en mi ventana.

Es de noche, y solo se ven las luces de algunos edificios. La noche se ha desplomado sobre mí, y me ha dejado desganada. Y mientras estoy contemplando el paisaje, me acuerdo de él. Y es que hoy, todo me recuerda a él. Las bromas, los saludos, las camisetas blancas, los jerseis granates...Me recuerda todo a él, ya sea por dentro o por fuera. Y no quiero echarme a llorar, porque no debería, aunque al final caeré rendida. No es que suela deprimirme cuando le pienso, pero es que el no poder tenerle, digamos que me engulle. No sé como lograrlo. Porque llevo tres días consumiendóme buscando algo diferente que escribir sobre él, para él. Única y solamente, para él. Y no pretendo que de repente me lo encuentre bajo el balcón de mi casa, ni dar con él infinitos paseos. Sinceramente, no pretendo tener la mejor de las historias, pero si una rememorable. En fin, se ven las luces, unas se apagan, otras se encienden, creando contraste en este cuadro encajado desde mi ventana. Y...no sé porque, pero lo he encajado a él también en mi ventana. Haciendo una imagen más, más mía
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)