jueves, febrero 21, 2013

¿Que opinas?

Hoy, ni siquiera importa si se te cae o no la corona. Si te la tiran, o se resbala por tus ideas y cae sola. No importa cómo ni cuándo, ni siquiera por qué. Dado cómo están las cosas, nada es importante. Te cruzas con  más de cien miradas distintas cada día, ¿y te importa alguna?. No importa que llores, porque nadie se merece ni una lágrima tuya. Importancia a los complejos, a los comentarios, a los amores, a las locuras; a las estupideces...Das importancia a lo insignificante, y princesa, eso no puede ser así. No te piden ni te obligan a hacer que eres feliz, y a deambular con una sonrisa falsa. Nadie te pide nada, nadie te obliga nada. Pero eso no quita que no tengas que hacerlo. Porque tienes que levantarte cada día de la cama, y aunque te caigas, seguir rodando y reírte. Tienes que llorar, llorar y llorar, todo lo que puedas, todo el mundo sabe que eres persona. Tienes que llegar a clase y tirarte encima de tus amigas, y agradecer que están ahí, el simplemente hecho de que alguien te da los buenos días es increíble. Tienes que ser tú, ser alguien. Aquí donde vivimos, somos tan pequeños como grandes. Tienes que ser persona, como todos, como todas. Te aseguro que siempre hay una mínima razón para salir a la calle. Porque tal y como estamos, nadie saldría.
Reacciones:

2 comentarios :

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)