lunes, febrero 06, 2017

No os dejéis engañar, hay cosas indestructibles. El método de la superposición es común, quizás muy común hoy en día. Lo roto, los nudos, lo que parece imposible de arreglar, se cubre, capa tras capa, hasta que se hace sólido, se endurece, se digiere. Se cubre lo malo, y todo lo demás. Lo que fue a medias, lo que no llego a ser, los sueños, lo que la gente se ha llevado por delante.  Todo se encubre con mantas y sábanas de poco peso que en grandes cantidades ejercen de muro. Puede que algún día se retire, se destierre, o puede que no.
Como humanos nos es prácticamente imposible reconocer lo que debemos desterrar y lo que debemos cubrir. Joder, casi nos costó enterrarlo. Como humanos, tenemos un razonamiento tan confuso acerca de toda importancia, que desgraciadamente nos hace falta un puto golpe para salir a superficie. Para salir a superficie, pero arrastrando lo que hemos ido encubriendo.

Suerte cabrones, que el momento nunca se ve venir.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)