viernes, enero 01, 2016

Siento no tener propósitos ni cambios planeados para este nuevo año, porque deseo que todo siga igual. 
Igual sí que debería proponerme crecer un poco como persona. No sé, desarrollarme y beneficiarme de todo lo que haya cerca. Y si hace falta aprovecharme, pues lo haré. Últimamente hago ascos al miedo y la verdad que funciona mejor que nada. Me fallan muchas cosas que probablemente jamás haga funcionar correctamente. Y aunque me duele, sé que algo alternativo lo compensará. Y sí, yo soy partidaria del fuego, del color negro y de los detalles. Así que, como todos los demás, lo voy a hacer. Me propongo darlo todo, entregarme hasta saciarme a mí misma antes que a los demás. No me importa estar sola, dejar, estar, retomar, perder o encontrar. No me malinterpretéis, hay cosas ajenas en mi vida que son prioridad, y desde luego, lo tendré en cuenta. Pienso mejorar alrededor de los que me dedican una mirada de locura alguna que otra vez. Creo en mis amigas, en la historia, en las palabras, en el conocimiento, en el mundo, en los viajes, en los libros, en mi salud mental, en mi familia, en mis destrozos, en los desperfectos, en las voces rotas, en las calles sin salida, en la pasión, y en mil cosas más. Solo me hace falta ponerlo en práctica. Tengo que hacer mis cumbres más altas para poder seguir escalándolas. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)