lunes, noviembre 09, 2015

La cuestión está en ceder a los demonios pero con un poco de gracia. Cuidarte y mirar por nadie más que por ti, que por los tuyos, que por los que te dan algo a lo que agarrarse. Preocúpate si quieres llorar, si quieres gritar, matar, extorsionar. Analízate y ve a por la solución que más te convenga. Pero jamás, jamás dejes que te llenen la cabeza con problemas que no son tuyos, que no has causado tú, de los que no vienes. Actúa en cuánto a impulsos, son mas reales que buscar ventajas y desventajas a tus acciones. Y si me entiendes, hazlo. Quiere exactamente igual y con la misma intensidad, con la que quieres ser querido. Siente todo, y demuéstralo si quieres, pero escóndelo si ves que no van a comprenderte. Guárdate como tu tesoro más preciado y valórate por la fortuna que eres. Si haces daño, se siente. Si te hacen daño, lo sientes. Nunca te dejes como última opción, porque también serás la última para los demás.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)