jueves, octubre 15, 2015

Me he vuelto desconfiada, no descuidada. Pero al parecer tú sigues ese camino. Y créeme, puedes hacer lo que quieras, puedes cagarla cuando quieras. Pero oye, ya es suficiente. Cuídate un poquito y aunque te valoras demasiado, continúa así. Vas a perder la cabeza por hacer las cosas mal. Y aunque te lo mereces, no merece la pena que te marches. Otra vez créeme, si te digo que lo tienes todo y que no tienes que tirarlo por los demás. Sigue conservando ese punto de arrogancia y una carita de dulce para cuando haga falta. Júrame todo lo que quieras que te va bien, a mí me da igual. Te advierto de que no te empeores. Que si no quemaras, merecerías más las pena. Pero no te descuides, haz como yo y desconfía. Llevas muchas partidas ganadas, sigue la racha.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)