martes, septiembre 08, 2015

Esta mañana me he levantado con una angustia en el pecho que no me ha dejado alejarte de mi cabeza. Cuánto más creo dominar las cosas, mayor control pierdo. Y aunque me obligue a creerlo, estar contigo nunca es perder el tiempo. Pasan tantas cosas a la vez y hay tan poco tiempo para repasar hechos, que le resto importancia. Hasta que cuando creo que se acaba, me tumbo en la cama y me monto allí la película. Me tienes agarrada de la cintura hasta cuando solo me rozas. Contigo me pierdo tan fácil, que no me doy cuenta. En mi película, todo el daño queda cubierto por esa capa de susurros y besos que no llevan a ningún lado. Loca, locos, los dos. La mayoría de tu fuerza está en tus ojos, y la conozco bien. Conozco cada intención en cada gesto y cuando no quieres soltarme. En mi puta película, no sé si hay cielo o infierno, aunque tal vez un poquito de los dos. Pero joder, de momento siempre sales tú. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)