martes, agosto 25, 2015

Es hora de que sepáis, que hay opiniones que no cuentan. Que muchos se forman ideas tan contrarias que destacan por el simple hecho de que son inimaginables. Habláis sin sentir, y más peligroso aún, sentís sin hablar. Mezcláis palabras en consejos para que, aunque no tenga ningún sentido, suene bien. Y luego intercaláis un "tienes razón". No, seguramente no la tengo. Seguramente te estoy contando todo desde mi punto de vista, y en la mayoría de las historias hay dos o más. Os limitáis a decir lo que habéis leído, oído o incluso interpretado. Morís por la boca y ni siquiera os dáis cuenta. No paráis de enfatizar que alguien está haciendo daño, que está mintiendo, que no sigamos así. ¿Y qué? No contáis con el hecho de que a veces nos apetece equivocarnos. Os empeñáis en repetir lo mismo: "Yo si fuera tú...". Si tú fueras alguien como yo, no habrías llegado hasta la solución de ningún problema. Luego, cuando os pasa, os acojonais, y descubrís, que ningún consejo os ha servido de nada. Que ninguna de vuestras palabras son aplicables. Que solo podéis tener en cuenta los que os han dicho: "Si tiene que ser será, puedes forzarlo hasta un límite" o "Haz lo que realmente pienses que debas hacer". Porque el resto, el resto, incluidas tus opiniones, eran basura. Es así, no pienses erróneamente, solucionas todo solo, es con los demás con quién te equivocas. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)