jueves, abril 09, 2015

Igual es eso, la magia de lo opuesto. De descender del bien y querer el riesgo. O descender del peligro y que te guste la tranquilidad. La fuerza que te hace rechazar un deseo por mantener la curiosidad. Lo que te impide cambiar por la importancia. Buscar estabilidad en infinitos suicidios mentales. Ignorar como respuesta a la preocupación. Hacer levitar relaciones para que se queden en la cumbre. Quedarse en un intento de seriedad, en un puro atisbo de realidad. Pero querer seguir viviendo en unas eternas nubes, alto. Subir alto y fuerte. Dejarte llevar por una combinación de estupideces que seguramente te acabarán matando el sentido común. Degenerar por asuntos que te encaminan al alcohol. Hacer el mal por puro placer. Por puro malestar interior que te hace estar en el éxtasis. Estar rota y ser oro. Tormenta en la puta piel, no hay nada más bonito que los rayos internos. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)