viernes, marzo 06, 2015

Las cosas frágiles que se disipan, importan. A veces andamos buscando un ideal que nos llene más la mente que el pecho. Buscamos a ciegas una salida complicada, cuando al lado hay una puerta con luz. Es bonito complicarse la vida. Es tremendamente excitante. Pero a veces puedes enmarañarte la vida con cosas simples. Con personas sencillas y corazones rotos. Con vida curada, sanada y que está deseando arder en locura de nuevo. Los pedazos frágiles casi disipados, pueden rellenarte a partes completas. Hazte difícil lo que quieras. Y recuerda que hay fuego en todos sitios, puedes arriesgarte en el incendio o contemplar la hoguera. Ambas te encienden el alma. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)