viernes, marzo 20, 2015

Creo que traicionada es poco. Soy insensible ya. No esperes mi confiaza. No esperes ni siquiera me apoyo. Aquí se abre tu camino. Se abre tu puto camino de par en par. Porque aquí, te piras. Igual soy dura o tengo un pronto. Pero adiós. Tus bonitos y decrecientes esfuerzos por evitar la putada son increíbles. Dueles como una puta flecha que solo quiero arrancarme rápido y partir en dos. La seguridad y la protección son caras en el mundo. Ahora ya, no creo en nadie. Creo en mí  misma, y en lo que me aporto. Y tal vez me sienta sola, pero es mi mente. Es mi posición la que hay que defender. Y si te apetece abandonarme, te invito. Porque si esto va a ser lo máximo posible en tu mano, ya puedo empezar con una coraza nueva. No tengo nadie en quién apoyarme. Solo metas y mis palabras. ¿Ánimos? De camino, con los progesos. Ríete, de esta nadie te salva. 
Reacciones:

1 comentario :

  1. Esta entrada es muy esperanzadora. Cuando alguien te traiciona o te desilusiona es difícil alejarse de él, pero tú eres fuerte y ya lo has decidido (y hasta escrito, porque esto no es imborrable pero ayuda a concienciarse). Me encantan tus entradas, Andrea.
    Besos,
    Celia.

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)