domingo, enero 11, 2015

Yo quiero uno de esos que le de igual todo, joder. Que tenga un aspecto muy desaliñado y unos cuantos desperfectos sin arregle. Que no se peine, que se revuelva el pelo, que le tape la cara y que aún así esté guapo. Que lo dé todo por su filosofía, por su vida. Que me quiera a mí, pero antes a sus amigos. Que me diga lo necesario y justo. Y que fume, beba, o lo que sea, pero que no me grite. Que se cabree y que se le pase. Que me llegue, que me lleve. Al cielo, a un bar o a su casa. Que me haga temblar. Que me encienda con solo verle observar, mirarme a mí, analizarme. Que valga el oro que siempre he pedido y que no lo sepa. Que me enseñe a descubrir las cosas. Que estemos juntos coño, juntos pero no pegados, no unidos. Que ambos tengamos una banda sonora que suene lo más alto posible. Que me evada, que me eleve a donde sea, sea cerca o lejos. Que conozca a mis amigas, a mis historias. Que no nos vea nadie. Que llevemos el mismo estilo, en diferente mente. Que nos parezcamos lo más mínimo, para seguir siendo desconocidos. Que llegue alto, que luego voy yo. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)