jueves, enero 22, 2015

Escribo con facilidad. Porque he aprendido. A desenvolverme en mi lenguaje, en mis palabras. A que mis manos escriban, a que tecleen. A que mis manos rocen y sientan, y lo transmitan. He entrenado a mi mente para no confundir sensaciones. Para archivar el miedo para plasmarlo sobre un papel. Para que sientas tú, para que sientan. Para que lean y me digan que se han podido identificar. Y yo leo, cada día, aunque sean tonterías. Me gusta conocer el mundo y hablarle, aunque no conteste. Aprended. A dejar fluir las palabras sobre superficies que no existen. A hablar, a expresarse. A atacar y a sentir. Que si, que la mayoría de las veces es mejor callar. Pero que las palabras también curan heridas, las mismas que provocan. A censurar las imágenes. Leer blogs, libros, ideas, mentes. Al fin y al cabo, ¿qué tenemos más que eso? Palabras, textos, vida en letras, que nos ha ayudado a seguir. Y que se joda la imprenta, los metales y la construcción. Que la escritura marca otro período. Que el que se defiende con escritos, tiene el saber y la palabra. Aunque suene estúpido y anticuado, haceros dueños del lenguaje. Bloquea el móvil, cierra el puño y abre la boca, que por ahí sí que sale fuerza. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)