miércoles, julio 30, 2014

Bueno, en primer lugar, un aplauso por los errores. Por los que te martillean la cabeza, hasta que no puedes más. Enhorabuena por ser humano y equivocarte. En la vida, casi estás obligado a caerte de vez en cuando. ¿Que por qué te sale todo mal? ¿Por qué tanta mala suerte? Cuenta las cosas que no han salido bien, porque seguro que son menos de las que imaginas. Te pintas a ti mismo un mundo lleno de errores, un cielo negro y cuatro lágrimas. Despierta y espabila, la próxima vez lo harás mejor, o no. ¿Qué como pudiste ser tan tonta? Pues no sé, pero en ese momento no lo veías así, ni lo verás nunca. Puedes maldecir haber hecho lo que hiciste aquel día, pero te arrancó una sonrisa. Esa puta mierda que te machaca la cabeza, ayer te sacó una sonrisa como un camión. Puede acabar bien, puede acabar mal, puede acabar de cualquier manera. Puedes meterte debajo de la cama o pillarte una buena borrachera y dejarlo pasar. Hay miles de maneras de reaccionar. Pero olvida y siente las cosas como tú creas que debes hacerlo, no como crees que esperaran que hagas.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)