miércoles, enero 08, 2014

Algo instantáneo, repentino, supongo que así era. Un amor fugaz como el viento. Un tipo duro que se revolvía el pelo, y una orgullosa que se lo recogía. Supongo que de la vida va la historia o de esta historia va la vida. Un movimiento coordinado y compaginado en un perfecto compás, ¿o quizá es demasiado empalagoso? Dicen que todo es un toma y dale. Y ellos de dieron tan fuerte que acabaron exhaustos de tanto amor. Un tipo delgado con las manos en los bolsillos luchaba contra jerséis anchos. Ya no servían los cigarrillos a medio encender, ni los mecheros aún por gastar. Apenas quedaba un rastro de gasolina en el terrible fuego que se creaban cada día. Algo tan repentino y bueno, que casi no dejó verse.
Reacciones:

1 comentario :

  1. Pues bien literata, de esto se trata la vida. Amores fugaces, repentinos, que no dan tiempo a mucho o a casi nada. Pero son amores que siempre llenan y aportan algo nuevo, que te hacen dar mil vueltas y más. Creo que no buscamos un amor instantáneo, aunque quizás sí uno repentino que aparezca de sopetón y dure más de un sueño. Pero de cualquier modo, es un amor fugaz, tan bueno como malo, tan corto pero tan intenso a la vez...¿no crees? Ha llegado el momento de encontrar nuestro amor fugaz, y cuando ese amor llegue...¿qué? Quién sabe, al fin y al cabo, lo que tenga que ser será; pero no olvidemos que no todo está escrito, y es que está en nuestras manos cambiar nuestro destino.
    ¡ Qué difícil es esto eh! Pienso tantas cosas que ya no se qué es lo que pienso de verdad, qué está bien y qué mal; pero hay algo que sí se, y es que cuando estoy contigo todo va mejor, que eres la primera en la que pienso cuando algo no va bien y necesito hablar, y que leer todo lo que escribes y escuchar todo lo que piensas me hace cerrar un poquito ese vacío que llevo dentro; solo pocas personas me hacen sentir mejor y una de ellas eres TÚ. GRACIAS. Te Quiero.

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)