martes, noviembre 05, 2013

Me llegaste a todos lados, ¿sabes? Me llegaste a los ojos, poco más tarde al corazón, y ya te instalaste en mi mente. Aunque quizás el verdadero problema es que no me tenías que haber llegado a ningún. Yo vivía feliz en un punto intermedio entre el suelo y lo más alto de mis espectativas. Yo estaba tranquila admirando el paisaje del tiempo. Llegaste a demasiados sitios prohibidos, y te perdiste. Te saltaste tantos carteles que te avisaban el peligro, que te perdiste esperando el precipicio. Y un día mientras caminabas, te encontraste suspendido en el aire. Y mientras dabas la vuelta atrás solo veías negro. Yo permanecia tranquila entre miles de libros y sonrisas de esas mañaneras y amargas. Pero decidiste aparecer, como un mago que llega en el justo momento que se propone en su plan previo. ¿A dónde querías llegar? Y lo más importante, ¿cómo llegaste tan lejos?
Reacciones:

1 comentario :

  1. Qué bonito jo ... <3
    A veces las personas llegan lejos en el mapa de nuestra persona sin que nosotros sepamos cómo. Simplemente, llegan.
    Y te revuelven entera, haciendo que sientas justo lo que dice esta entrada.
    Te quiero ^^
    Topi

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)