lunes, agosto 26, 2013

He de contaros la historia de la Cenicienta rubia y el princípe estúpido. Enamorados, se puede decir que locamente el uno del otro, sin problema. Él con miedo y ella con ganas, ¿suena raro verdad? 
Nunca les he visto besarse, lo admito. Pero puedo imaginármelo tiernamente. Veía la sonrisa de ella cuando se escapaba con él, y las miradas que se echaban cuando se encontraban. Increíble, ¿no? Ni siquiera sé si algo llego a salir mal, o fue simplemente por indecisión. Cenicienta quería a su princípe, aunque nunca le trajera un zapato, ni nunca bailará con ella en un baile, ni se presentara en su castillo, ni le contara a los reyes de los pueblos vecinos lo increíble que era. Ella le quería, corrijo, se querían, y quizás todavía se quieran. Pero los princípes ya no son azules, ya no son de ningún color. Ahora llevan cervezas en la mano y cigarrillos en la boca, gafas de sol y el pelo de punta. Eran diferentes, porque en realidad, nunca se decían nada, eran iguales. Ella no esteriorizaba sus problemas, y él no le contaba lo que le pasaba. Pero lo que con palabras no creían decirse, se lo decían al mirarse. Quizás no supieran en absoluto todo el uno del otro, pero pretendían descubrirlo. El miedo le quitó al princípe la espada, y le obligó a arrodillarse. De ser todo, a ser algo parecido a nada. La historia se dió la vuelta al intentar volcarse. Los dos estaban mal. Ella lloró por el, como nunca la había visto. Y estoy segura de que él también lloró por ella. Era un amor tan amargo como el café, pero sabía a azúcar. Igual se quieren, o igual no, nadie lo sabe. Eran ambos completos desconocidos que se conocian tan tan bien. Todo complicado, pero a la vez tan sencillo. Quizás algún día se reencuentren y se maten a besos ignorando que algun dia se perdieron. Algun dia se sentaran y hablaran de lo que poco e intenso que han vivido. Principe, piensa menos y siente más. Princesa, el no creía en el destino pero contigo dudó. Cenicienta, sal del castillo y vete, él te buscará en silencio vayas a donde vayas, te lo aseguro.
Reacciones:

1 comentario :

  1. Leí una entrada parecida tuya, y al principio no sabía si sería la misma :S Pero está muy bien (la otra también me gustó ;)
    Besoos

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)