viernes, abril 12, 2013

No cojas a la vida. No la retengas en tus brazos, te perjudicará. Déjala libre y tranquila. Dale rienda suelta. Persíguela. Persiguela hasta que te canses y decidas reponer fuerzas. Pero no creas poseerla, porque la gente que agarra y no suelta a la vida, se vuelve loca. Porque mientras no disfruta de ella, simplemente la retiene para que no le dañe. Pero el que la persigue, vive por el camino. 
Dale rienda suelta a la vida, cuando la cojas, suéltala, y cuando ella te coja a ti, deja que lo haga. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)