lunes, diciembre 17, 2012

No te dijo nada. Se quedó mirándote como una estúpida mientras te alejabas tranquilamente. Igual no te diste cuenta de que mientras te ibas, ya estaba al borde de aquel pozo sin fondo del que tanto hablan. Salió hace dos meses de allí, y seguro que se ya llevado mas tortazos que tú ahí abajo. Porque cuando intentaba levantarse, se resbalaba con tus mentiras y se caía por recuerdos. Pero hubo un día en el que al caerse, cayó encima de un colchón, eran sus fuerzas, que la habían salvado. Se golpeó con sus propias fuerzas y se levantó con ellas. Y cuando dió un salto para alcanzar el cielo, lo consiguió, sus fuerzas le dieron impulso. Y ahí es cuando, tus mentiras, fueron las que se quedaron encerradas en un pozo. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)