sábado, agosto 20, 2016

Hace días que no escribo algo sincero y dejo de ceñirme a lo ajeno. Y es que hace días que no veo algo bueno. Veo trocitos de mi alrededor perder su centro, círculo, apoyo. Me fascina ver las cosas destruirse, no os voy a mentir. Creo que nadie valora el poder del tiempo, y menos aún, el de la velocidad. Pero no he venido para hablar de cosas tristes. Hace días que mi originalidad interna escasea y sinceramente, no estoy aferrada a nada. No consigo que nada me haga querer más, joder, ni siquiera los libros. Necesito que me abran los ojos, o por lo menos que me enseñen si los he cerrado, y por qué.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)