jueves, junio 23, 2016

No se si definirme por indecisa, acaparadora o ambiciosa.Siento la brusquedad, pero hay gente que lee por leer y no capta nada, ni siquiera metáforas:

Pero lo quiero todo, lectores. Lo pido todo, lo quiero, lo consigo. Y me da igual. Que me tachen de lo que quieran, de lo que necesiten para sentirse bien. Puedo ir a mil bandas y aun así os debería dar igual. Pero no estamos aquí para hablar de espaldas. Cuánto más abarco mejor me siento, y es así, quizás me arrepiento, quizás lo siento, pero es mi persona. Y como persona, poseo un derecho increíble para probar lo que me apetezca, conocer a quién me atraiga. Todo, independientemente, de la oportunidad que luego brinde o deje de brindar. 
No sé si sabéis a lo que quiero llegar, lo diré más claro. Me da igual lo de puta, zorra, acaparadora, guarra, ilusionadora o lo que queráis, aunque prefiero que me llaméis Andrea. Porque soy complicada, y eso implica que hago todo más difícil. Y si tengo un esquema mental de lo que me encaja, no voy a renunciar a él para no dar que hablar. Y hablaré con muchos, y el mes que viene serán los mismos pero distintos, hasta que me quede con uno. Y lo mismo con la música, con la ropa, con las decisiones, con el maquillaje, con la manera de pensar, con la forma de hacer las cosas, con el modo de construir mi personalidad... Cambiaré. Cambiaré siempre y a menudo. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)