domingo, mayo 31, 2015

+ ¿Qué quieres? ¿Ver llover?
- Adelante.
+ Venga, dímelo. Dime que me odias y que te he jodido. Dime cómo de al fondo he metido la pata. Y grítame si quieres que no me necesitas o que no quieres nada de mí. Que te he destrozado.
- ¿Para qué quieres que te lo diga? Aunque fuera verdad, tú ya lo sabes.
+ Lo necesito. Necesito saber que tienes presente el daño que te he hecho y que aún así ahora mismo quieres besarme. Quiero que seas consciente de que no soy nadie el que puedas confiar. De que te la he jugado mil veces y que tal vez no esperes la siguiente. Quiero que despiertes y veas que te estoy hundiendo y que no quiero, que me estoy dando tanta cuenta como tú, y que me odio por ello.
- Yo también puedo hacerte daño, eso no es excusa para que acabe. Insisto porque lo deseo, porque sé que aún así  no voy a querer dejarte.
+ Joder, si que quieres ver llover eh.
- ¿Por qué?
+ Porque a mí me llueve media vida encima, y te lloverá a ti porque te lloraré. Porque te he apuñalado directamente en lo que más duele, y tú no te das por vencida. Porque yo ahora mismo debería correr y dejar que hicieras tu vida, y no puedo. Porque jamás te dejaría aquí sola. ¿Quieres ver llover? Bien. Pues mira. Mira porque no puedo parar de decirte que eres algo indispensable, eres el pilar  más firme de mis bases. Has crecido en mí cómo si vivieras en mis adentros. Veo cada vez que cambias y me repito que no puede ser. Que cada día brillas más y que cada día estás más guapa. Que llueve cada vez que te veo. Lluvia es verte y esa sonrisa y tu voz y lo que conllevas, verte caminar. Lluvia es nuestro punto de encuentro, es cuando me miras.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)