sábado, mayo 09, 2015

Llegar a casa descolocada pero no por ti. Sino por la falta. Por tu falta. Llegar a casa en silencio. Porque no me han descolocado tus besos en el cuello. Porque me ha sacado de mi sitio que no estés. Que pregunten y no sepa como responder. Que no te veo y a veces ni quiero verte, pero tú ni siquiera acercarte. Joder. Noches vacías. Llegar a casa descolocada porque  no he podido estar en tus brazos o rozándote. Descolocada. Rota. Destrozada. Pero todo por ti, capullo. Todo porque no tenías lo que querías.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)