martes, julio 29, 2014

No hace falta que seas santa ni estúpida. No tienes porque hablar pijo, ni porque saludar a todo el mundo. Puedes ser borde y tener un corazón como un templo. Se acabaron los prototipos. Porque te sonría cuando te ve, no es buena persona. Porque te diga cosas bonitas, no es un buen tío, probablemente hayas dado con el peor. ¿De que te sirve ser tan guapa, si estas vacía? Llénate la cabeza con vida, pero tú, no los demás. Se llama carácter. Puedes parecer una muñequita de porcelana, y dejarle a la altura del barro. No tienes porque decir que si a todo, tienes que aprender a poner límites, o creeran que pueden hacer lo que quieran contigo. No son así las cosas reina. Aquí o disparas o te matan a navajazo limpio. Mitad caperucita, mitad lobo.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)