domingo, mayo 12, 2013

Explosiones. Eso es lo que pasa.
Explosiones en tu mente, en tu cuerpo. Miedo a volver a explotar, o a no volver a hacerlo nunca.
Bombas diseñadas para darle un vuelco a todo. La vida, es el mayor explosivo que ha existido, porque hace volar por los aires todo por lo que te sacrificaste. Y ya no es hablar de amor, ni de historias americanas, ni de rosas el día de San Valentín, ni de consultas con la almohada, no es nada de eso.
Unas veces son personas explosivas, otras son ideas, y otras, la mayoría, son el destino. Unas veces es traición, otras decepción y otras algo incorrespondido; pero todas llevan  tras de sí el olvido. Y, lo más curioso, es que unas veces te hacen  volar al cielo y otras en cambio, te elevan lo suficiente para que cuando caigas, tu mundo sea subterráneo. Con esto quiero decir que, hay continuas explosiones en el mundo, pero las más importantes son las que ocurren dentro de nosotros, porque en realidad son las que más cosas destrozan. Porque puedes conocer a una persona que cause la mayor explosión de tu vida, que llegue a tu vida por un gran accidente y que se termine quedando a propósito. Y que, cuando lleve un tiempo en tu camino, quizás se ponga delante de ti, y cree otra bomba para inculparte a ti. Pero, a pesar de todo, a pesar de que el tiempo ya no lo cura todo, destrozar y arreglar es lo mejor que sabemos hacer las personas.
Reacciones:

2 comentarios :

  1. Es verdad. Aunque creas que tu vida es perfecta, sin bombas posibles, siempre va a haber una explosión. Por el motivo que sea.
    Besos.

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)