miércoles, marzo 06, 2013

No recuerdo dónde me perdí.

No me apetece verte. No me apetece escucharte, ni observarte ni hablarte. No me apetece que que sigas jugando un mismo papel en mi vida. No me apetece salir a la calle y verte esperando. No me apeteces, y te lo digo de verdad. Lo único que me apetece es reecontrarme. Ir al sitio dónde me perdí y buscarme entre los árboles y arbustos. Organizar una búsqueda desesperada en la que mi alma y yo seamos líderes. Seguramente estaré escondida en algún recobeco de mi pérdida. Y prometo encontrarme, buscaré día y noche, y si hace falta pediré ayuda. Pero me encontraré, estoy segura. Y cuando me encuentre, seguiré. Seguiré otra vez hasta perderme en otro sin fin de miradas, besos y sonrisas. Hasta perderme en algún lugar del que probablemente nunca llegue a recordar. Eso es lo que haré, como rutina. A veces es necesario perdernos para volvernos a encontrar. Ya sea dulce el abismo o no.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)