sábado, febrero 23, 2013

Pd: una herida sonriente.

Piérdete. Date media vuelta y ni se te ocurra volver a mi vida. Nunca, no vuelvas. Es definitivo. Estoy harta. Ya ni lloro, no sirve de nada. Me rio, de ti, de lo estúpido que eres. Ya esta bien. Por una vez en estos días, me doy cuenta de que ya no mereces la pena. Y no digo que no te siga queriendo, porque me costará olvidarte. Pero voy a comenzar a hacerlo. Sin rendirme, me cueste lo que me cueste. No cambias nunca, te pase lo que te pase, nunca cambias. Eres un gran cabrón, con una sonrisa asesina, pero un gran cabrón. Así que adiós; buenos días, buenas tardes y buenas noches, que te vaya bien. Y lo peor, es que, no he sido la única que ha salido dañada, o perjudicada. No estaba totalmente equivocada contigo, desde luego. Lo que te hace sonreír, nunca es un error. Pero, por lo menos equivocada o ciega estaba. Y no te voy a sacar del anonimato, permaneces oculto aquí donde escribo. Pero, ya no vas a tener el mismo puesto que siempre.
Adiós inspiración, adiós amor.

Pd: una herida sonriente.
Reacciones:

2 comentarios :

  1. Nunca pense que eso llegaria a ocurrir pero ya sabes que los chicos son asi. Cuesta olvidarles pero se puede. Y cuesta mas cuando tiene esa cosa especial que vi en la foto. XD :-)
    Blue Princess

    ResponderEliminar

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)