jueves, noviembre 29, 2012


Todos somos unos estúpidos, no se salva nadie. 
Es que somos personas, no robots. A toda esa gente que odia echarse a llorar delante de sus amigos, ¿de qué planeta venis?
Somos humanos, corazón, huesos, carne, un cerebro y huecos vacíos. Podemos explotar cuando queramos, delante de quién nos haga explotar. No por dar pena, si no para que vean que también sentimos. Que nadie se averguence nunca de que le caiga una lágrima por la cara delante de quién le ve como un graciosillo. No se trata de que piensen que sois una armadura, os van a tomar por máquinas inutilizables. Os va a tratar mucha gente mal, pero seran más los que os adoren. 
Eh, que si la vida fuera fácil, no naceríamos llorando. 
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Siril Blog Template. Con la tecnología de Blogger.

Opt-in Form (Do Not Edit Here)